Saturday, June 03, 2006

LA VISA

Llegue alrededor de las 8 de la noche a mi casa el martes, de mi gira europea. Se suponía que llegaba en la tarde, pero el vuelo se retraso varias horas. El miércoles tenia cita a las 9am en la embajada Holandesa para sacar la visa a San Martín. Todos los papeles estaban arreglados para solo tener que depositarlos, al menos eso pensaba yo…

Pase por la fabrica a las 8 a buscar los papeles y me dieron un sobre manila con todo lo que necesitaba, supuestamente. Arranque directo para mi cita de las 9 en la embajada, y al poco tiempo de llegar me dejaron pasar a entregar todo. Cuando entrego los papeles me preguntan por la carta bancaria; no la tenia. Aparentemente no se lo mencionaron entre los requisitos a mi personal de visa en Blocks Aguayo. Le explique que había llegado la noche anterior y no había tenido tiempo de ocuparme de todo, pero que todo lo que habían pedido estaba ahí, así que eso parece que no lo habían pedido. Me miraron medio raro y siguieron inspeccionando los papeles. Como carta de invitación lleve el notice of race de la regata, que hasta ahora había sido suficiente. Me cuestionaron al respecto y le dije que los organizadores me lo habían enviado junto con el mail, pero que el mail no lo había impreso porque no lo consideraba necesario. Con otra mirada rara mas seguimos adelante. Llegamos a la reservación de hotel. El hotel me entere ahí que esta del lado Francés, entonces me dijeron que tenia que ir a la embajada francesa (la cosa se seguía poniendo interesante). Les explique que llegaba por el aeropuerto holandés, que me habían dicho que no importaba, que en años anteriores lo había hecho de igual forma.

Con una ultima mirada rara, me dijeron: “Sus papeles están incompletos, y el hotel es del lado Francés. Si el cónsul le quiere dar la visa se la puede dar, pero es difícil, si usted se quiere arriesgar a dejarlo así adelante, pero no creo que se la otorguen.” Me iba en 2 días, así que las opciones eran sumamente limitadas, preferí entregarme a la suerte y confiar que todo saldría bien, así que le dije que lo depositaba así y me arriesgaba. Me dijo que estaba bien, y que donde estaba la foto. Tampoco tenía foto. Ahí no me miraron raro, simplemente me pasaron los papeles por debajo de la ventanilla y me dijeron que me fuera a mi casa a descansar y cuando estuviera listo volviera. Ahí me vi feo y salí de la embajada cabizbajo.

Fui donde la Sr. Ortiz, la recepcionista que esta en el frente de la embajada quien había sido nuestro alentador contacto que había dicho que no habría problema inicialmente. Me miro con cara de pena (al menos la cara era diferente a las ocasiones anteriores) y me dijo que consiguiera los papeles que me faltaran y volviera el jueves a las 7.30. Tremendo lió. Empecé a hacer llamadas. Me hicieron una reservación en un hotel del lado holandés para ir eliminando cosas. Fui a la casa e imprimí una foto que tenia en la computadora. Imprimí un mail de Frits de San Martin en el que me invitaba a ir a la regata. Imprimí de Internet los últimos 3 estados de la tarjeta (yo creo que entre los 3 no sumaban 3 mil pesos, pero bueno los había pagado al menos!!). Salí corriendo para la embajada con todos mis papeles nuevos dispuesto a dar la muela que hiciera falta.

Al llegar le toque a la recepcionista, quien se rió al verme (ya tenía una de mi lado). Le empecé a explicar la urgencia de los trámites y consiguió un papel para que me dejaran pasar de nuevo a depositar los papeles. Pase y fui de nuevo a la ventanilla 3, donde estaba mi otra amiga que había mandado a dormir a mi casa. Me recibió con la misma carota (aquí había trabajo por hacer todavía) y empezó a revisar nuevamente los papeles. Agarrando la foto impresa en hoja de maquinilla me miro con la ya muy familiar cara una vez más. Le devolví con otra mueca de... estoy desesperado. Le pedí un chance para explicarle mi situación, me dijo que estaba bien, que me daría un chance cuando terminara de revisar todo. Al revisar todos los papeles llego mi hora de trabajar. Empezaron mis explicaciones de que tenia 42 días de viaje compitiendo el circuito Europeo, que yo navegaba y estaba intentando clasificar para las olimpiadas en vela por primera vez en Republica Dominicana. Ella iba tomando nota de todo en mi formulario, no se si eso era bueno o malo, pero ahí iba, hasta la dirección de Internet de la ISAF le di para que revisara los resultados de las competencias europeas. Le dije que mi vuelo había llegado la noche anterior retrasado y no había tenido tiempo de revisar los papeles, etc etc. Después me pregunto si por lo menos había ganado alguna de las competencias (ahí sonreí por dentro y sabia que la cosa se había calmado un poco). Se paro y fue atrás y volvió y me dijo que no habría problema, que pagara y que me llamarían cuando estuviera lista. Prueba casi superada.

Al día siguiente fui a casa de Jorge y Pilar que me habían invitado a compartir el almuerzo con ellos y con Maria José que tenia demasiado sin verla. A las 1.55 cuando estaba ya terminando me sonó el celular. Mi pasaporte estaba listo y podía pasar a recogerlo el viernes a las 12. Mi vuelo salía a las 12.30, una complicación más. Le dije si no podía ser el mismo jueves, y me dijeron que si iba antes de las 2. Tenía unos lujosos 5 minutos para llegar. Le pedí un poco de margen y me dieron hasta las 2.15, así que salí como Blas de donde Jorge en shorts y chancletas obviamente, para la embajada a buscar mi pasaporte. Al llegar el guardia me dijo que estaba cerrado, que no podía entrar. Fui donde mi amiga de la recepción una vez mas, quien esta vez echo algunas carcajadas al verme. Le explique y luego de decirme que yo iba a hacer que la botaran, se paro y logro que me dejaran pasar. Me dejaron entrar y el que salio a buscarme me dice “Y tu vienes en short y chancletitas a un consulado… ta bueno dejarte afuera es” ahí le explique que estaba comiendo y eso, y con una cara mas me dejo entrar. Al entrar y dirigirme a la casilla 2 me recibieron con otra carcajada, creo que soy famoso ya en la embajada de los países bajos, algunos tshirts o chocolates les tendré que traer de San Martín. Y así termino mi aventura y me dieron mi pasaporte visado, y me dijeron que la próxima vez vaya con más tiempo. Sin duda alguna tomare este gran consejo.

1 comment:

César said...

Y después se quejan de nuestros trámites burocráticos... bueno... probablemente hubiera sido una oficina de RD y no te dan na... o te piden "una ayudita para los padres de familia"....